Quiero hablar de moda sostenible

Vivimos consumiendo, todo el día… compramos, un café, una bebida extra , una , dos o 3 prendas de rebaja, una labial, 2 si hay promoción… Al final del día, de la quincena y de la vida, terminamos acumulando cosas que van a parar al bote de basura. Y es en este punto, cuando nos encontramos con una problemática, que hasta el día de hoy parece irreversible, el mundo está lleno de basura. Lugares baldíos, tierras fértiles, océanos , ecosistemas y ciudades, en cualquier rincón del mundo hay basura.

Y hablando de moda, la problemática no solo es el desecho de prendas. Los salarios miserables que pagan las marcas a sus trabajadores, la sobre explotación de recursos naturales (de algodón y agua) los residuos contaminantes que son vertidos a ríos y océanos (como tintes o decolorantes) y la acumulación de estos residuos que van a parar a mares de desperdicios en países subdesarrollados.

Es momento de que tanto tu como yo cambiemos nuestro tren de pensamiento. Justo ayer hablaba con una compañera del trabajo y le decía que desde hace un año, que empecé a trabajar en mi misma con una filosofía “Slow fashion” y “Zero waste”, cada día siento menos la necesidad de comprar, cuando veo una prenda en rebaja pienso “¿realmente lo necesito?” y en el 90% de los casos la respuesta es NO, y simplemente no adquiero dicho producto. Sin embargo, ella, como miles de personas en el mundo, piensan, “Lo voy a comprar, porque me lo merezco y para eso trabajo”.

Vivimos en una sociedad donde nos han enseñado que tienes que comprar la vida que te mereces. Y no es así. Y no, tampoco se trata de ser conformistas. Se trata de ser realistas y  voltear a ver la realidad del mundo, compramos cosas que no necesitamos. Compramos ropa de un aparador porque “es el mood” y  “está de moda”. Sin embargo las problemáticas sociales, ambientales y económicas mundiales van más allá que un superficial y vanal “Me lo merezco”. Lo sé, tal vez sueno un poco radical, pero es momento de pensar no solo en nosotros mismo, es momento de actuar desde lo más pequeño.

Lo admito, no es que, comprando prendas de segunda mano  vayamos a salvar el Amazonas o a reforestar cientos de kilómetros cuadrados de bosques. Pero si vemos el uso de second hand clothes como un estilo de vida, claro que podemos contribuir, por ejemplo para la producción de 1 playera de algodón se necesitan 2 mil litros de agua … ¿Qué??????  Bueno, entonces , haz esta reflexión si en un periodo de tiempo adquirías 5 playeras “nuevas” es decir de estantería, y decides ya no adquirir tu ropa de esa manera, al mundo le estarás ahorrando 10 mil litros de agua. ¿Y si necesitas ropa? la ropa second hand es una gran opción, porque al final no hay nada más sostenible que lo que ya existe  😊

Leave A Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *